MISIÓN MALVINAS - BANDA DE HERMANOS

MISIÓN MALVINAS - BANDA DE HERMANOS

Este foro reune a quienes compartimos la Pasión por Malvinas. Veteranos de Guerra y simples ciudadanos que nos sentimos orgullosos de esta Gesta y nuestra Patria.


    Llegó la Hora de la Guerra.

    Comparte
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Los muchachos de Fuerza Aérea en Fox

    Mensaje por Pancho Elizalde el Sáb Oct 08, 2011 9:22 am

    Estábamos todos, Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Civiles, cura de Gendarmería. Faltaban dos fuerzas de seguridad y era un muestrario completo, pero para ser un poblado perdido en el sur del Atlántico Sur, como lo que es Bahía Fox, había una aceptable cantidad de instituciones representadas en ese suelo argentino.

    Ejército ocupaba su lugar natural, la Armada con el aporte del Bahía Buen Suceso era acorde al ámbito insular. La Fuerza Aérea estaba representada por dos grupos chicos pero de gran presencia en mi vida en Fox. Por un lado, el Alférez Ugarte, hoy Brigadier con un asistente con unos misiles rusos que, según comentaron teníamos gracias a nuestros hermanos peruanos. El otro lo conformaban los "pasajeros" del vuelo del helicóptero del relato de la emboscada.
    Este grupo al mando del Primer Teniente Yuse, tenía como misión señalizar los campos para el lanzamiento de carga o paracaidistas de los Hércules C-130. Ellos venían básicamente para el lanzamiento de carga, a suceder unos días después.
    De los 5 o 6 hombres que conformoban el grupo, recuerdo a cuatro: el mencionado Yuse, otro Primer Teniente Alzamora, negro, grandote, le decían 9 dedos porque había perdido en un accidente deportivo, el Subofical Barros y el Cabo Principal Messuti. Había otros dos integrantes del grupo pero, lamento no recordar sus nombres.

    Grandes personas, generosas, me cuidaron y me llevaban con uno de mis ángeles guardianes, Raúl Bechi, que me cuidaba como a un hermano, al pozo que habían construído. Noches largas, las del invierno austral en las Islas, muy largas, interminables con ese frío húmedo, que te cala los huesos. Donde para orinar, lo pensás una y mil veces. Así transcurrimos algunas noches de vigilia en el pozo a la espera y sufriendo los ataques de los cañones ingleses. Alguna noche nos preguntamos: Si ganamos, ¿quién carajo va a venir a quedarse acá desde el continente? El clima es duro para un argentino, no para un escocés o un inglés, pero si para nosotros que estamos acostumbrados al sol y a los días claros.
    Barros estaba siempre con ganas de jaranear, Messuti contó, en una sola noche 800 impactos de proyectiles de cañón sobre nosotros, Yuse y Alzamora callados, siempre calmos y confiados.
    Marcaron la zona de lanzamiento para el C-130, que pasó una tarde y largó su carga en vuelo rasante sobre la zona indicada.
    Compartí varias noches con ellos, a Messuti lo vi una vez después de la rendición, luego nunca más como al resto.

    Espero, de todo corazón que estén bien, que es lo menos que se merecen.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Jaime Ugarte

    Mensaje por Pancho Elizalde el Sáb Oct 08, 2011 9:23 am

    Ugarte era el otro contingente de FAA en Fox, para la defensa antiaérea, lo habían traído con un helicóptero con su asistente, y una carga de los misiles rusos de hombro tierra-aire.
    Alto, flaco, medio rubión, vino con el mínimo equipo necesario, otro camarada de vigilias y largas noches. Mucho en común, hablamos mucho. Después del 25 de mayo, los venían a buscar para emplazarlos temporariamente en el sur de la Isla Soledad, para defender la zona de los Harriers. Le presté un par de medias de lana, no se si guantes. Así como estaban se los llevaron para la Isla Soledad. Allá los llevaron, allá los dejaron. Nunca más los volvieron a buscar. Se quedaron un par de días en zona, y luego se fueron caminando a Darwin. Si no me equivoco, Carballo contó su historia.Con Jaime, hablamos un par de veces, pero no pudimos encontrarnos. Prometo que este año lo voy a hacer contra viento y marea.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    njl56
    Moderador

    Mensajes : 654
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 60
    Localización : san isidro

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por njl56 el Dom Oct 09, 2011 7:26 pm

    J@vier63 escribió:El 25/4/82 a las 8 y 30 de la mañana cruzé a Malvinas en un Hercules llegando 10 menos algo (si, es una medida horaria extraña pero asi está

    anotado), no se si quiero saber la matricula de ese avion.

    her profesor escribió:
    te molestaria, cuando tengas tiempo y sin apuro , contarnos sobre el ataque de los SAS , y si en tu opinion , podria haberse evitado

    abrazo
    Diego

    Diego: nunca es molestia el interes de uds.

    Breve reseña previa:

    El martes 11/5/82 como a las 3 y 30 de la tarde alguien dijo Galtieri le dijo a la ONU que en 48 horas se arregla o se arma. Hoy lo tomo con pinzas

    por que la informacion que recibiamos era muy escaza, pero en ese momento...
    El miercoles 12/5/82, escribo que posiblemente el sabado ibamos a tener alguna movida (basandome en expreriencias previas: un sabado sali de mi

    casa hacia el sur, un sabado nos trasladaron del BIM 5 a la estanacia Maria Behety donde estuvimos varios dias haciendo un pozo, tirando tiros (4 o 5) y durmiendo en un galpon de esquila), un sabado cayo un avion cerca de nuestras posiciones (el del Tte Perona), desde el sabado 8/5/82 que no para de llover....)
    El viernes 14/5/82, mientras cenabamos a eso de las 5 y 30 de la tarde (es que un rato despues ya se hacia de noche), recibimos noticias de que Tatcher queria soloucionar las cosas pacificamente (no me cerraba mucho pero...). Esa noche tuvimos que hacer guardia en los alrededores del caserio y dejar la pista por que todos los pozos se habian inundado, eran pequeñas piletas, imposible de desagotar.
    Sabado 15/5/82: 4 de la mañana, nos levantan cag@ndo y empiezan las explosiones, se escuchaban cada vez mas cerca, nos estaban cañoneando

    (tiempo despues supe que fue la Glamorgan) duró alrededor de 4 horas. Entre medio, mientras nos estabamos moviendo de posicion una bengala

    ilumina el lugar como si fuera de dia, nos clavamos en el piso y si hubiera sido posible enterrarnos lo hubieramos hecho). Ahi nos quedamos,

    inmoviles, y ellos comenzaron los disparos con trazantes, que pasaban tan cerca de la cabeza que no daba para moverse, mucho menos para

    disparar en ese momento y delatar la posicion. En los intervalos sin disparos nos cambiabamos de lugar y cuando ibamos a comenzar a disparar o

    lo haciamos, otra vez las trazantes rozando la cabeza y su silbido clasico. En ese momento supuse: " me estan viendo la reput....madre que lo

    p@rio", tiempo despues supe que tenian visores nocturnos... nos estaban viendo. El instinto de supervivencia te hace hacer cosas que normalmente

    no harias, asi que comenzamos a disparar lo mismo, mientras tanto, se escuchaban explosiones y tiros en la zona de la pista mientras un

    helicoptero se levanto de detras de una pequeña elevacion, una bengala pero mucho de mas corta duracion que la otra, y volvio a aterrizar, y comenzo el fuego de morteros, asi 2 o 3 veces, no daba tiempo de apuntarle al helicoptero por que maniobraba rapido y no subia desde el mismo lugar. Como a las 6 de la mañana seguia el tiroteo y de repente se cortó. Hubo tiroteos esporadicos hasta las 8 de la mañana (supongo que fueron mas por paranonia que por otra cosa, ellos ya se habian ido) y nos avisaron que probablemente iban a hacer un ataque aereo. Para mi en ese momento y creo que para todos, era el desembarco de las tropas. Supongo que por eso se hizo volar la pista (Nuestra mision era defenderla a cualquier costo o destruirla).
    Antes del ataque, durante muchos dias, me preguntaba: ¿como puede ser que defendiendo una pista no tuvieramos radar, ametralladoras antiaereas, misiles, stinger, morteros o lanzacohetes?, y que solo tuvieramos 2 o 3 cañones 105 mm fijos?.
    Algunos años despues cuando me entero de algunas cosas, saque varias conclusiones: No era alocada la idea del desembarco por que era un lugar estrategico, de hecho la "Operacion Prelim" como la llamaron ellos, se hizo para depues no tener dolores de cabeza cuando desembarcaran en San Carlos. Imaginen 6 Pucará y 4 Turbo Mentor saliendo a 37.38 km de sus espaldas? Encima, solo unos minutos despues que ellos bajaban de las lanchas....Parte de la operacion tenia como cometido el hacer contacto con los lugareños, pero no pudieron, a pesar de que en varios libros y paginas web digan que nos arrinconaron y no pudimos hacer nada. Sin embargo, se fueron con 2 heridos, uno por la voladura de la pista, el otro "por que no opusimos resitencia".
    Se pudo haber evitado el ataque?
    No, de ninguna manera, no era necesario ser Einsenhower o Mc Carthur para darse cuenta

    Espero te haya servido, si a vos o a cualquier otro, hay cosas que generen preguntas, haganlas tranquilos
    Un abrazo

    Javier: en un esquema o dibujo podrías contarnos dónde estabas?
    Los puestos de guardia previstos?
    Funcionaban como retén o todo el que no estaba de guardia era un retén en sí mismo, ahora que lo escribo creo que hago una pregunta con respuesta incluída, no?

    Qué cambió en lo de todos los días después del ataque?

    un abrazote
    norberto
    avatar
    her profesor
    Administrador

    Mensajes : 936
    Fecha de inscripción : 31/07/2011
    Edad : 39

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por her profesor el Dom Oct 09, 2011 9:50 pm

    GRACIAS POR EL RELATO JAVIER!!!
    avatar
    J@vier63
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 1746
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 53
    Localización : Buenos Aires

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por J@vier63 el Dom Oct 09, 2011 10:04 pm

    Perdon la demora pero no tenia el material

    Norberto querido: tratare de ser lo mas claro posible

    Plano publicado en el libro "Elite Forces Operations Series Special Air Service Pebble Island - The Falklands War 1982" Francis Mackay y Jon Cooksey pag 43. Supongo que lo habran obtenido cuando nos toman prisioneros. Tiene cosas anexadas por mi para responder a lo que me preguntas.

    El puesto que esta pintado de rojo era el mio.
    El resto de los puesto como el mio eran fijos. Como vos bien decis, estabas de guardia o de reten, no habia muchas alternativas. Las guardias eran de 3 horas, es decir haciamos 4 veces guardia por dia. Muchas veces haciamos mas horas.

    Foto aerea del mismo libro pag 88




    Mapa del cañoneo de la Glamorgan. Como veran estaban convencido que teniamos radar
    NO TENIAMOS RADAR!!!


    La glamorgan cañoneando Borbon


    Espero haya servido, cualquier pregunta no dudes, hacela, vos o el que la tenga.
    Por nada profe!
    Un abrazo enorme.
    avatar
    her profesor
    Administrador

    Mensajes : 936
    Fecha de inscripción : 31/07/2011
    Edad : 39

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por her profesor el Dom Oct 09, 2011 10:44 pm

    SOS UN TROESMA JAVIER!!!!!
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Y la noche se hacía día

    Mensaje por Pancho Elizalde el Lun Oct 10, 2011 7:51 am

    Recuerdo una noche que el TF Médico Acosta, el Negro, se despierta y dice: Un Sea Lynx, un Sea Lynx inglés, dale mirá,salí. Ahí abro la puerta de la enfermería y la luz de una bengala inglesa hizo día la noche. "Al pozo, al pozo", todos agazapados, corriendo nos fuimos metiendo bien amontonados en el pozo que Vallejos había hecho y donde junto con Acosta entraron últimos. Se oye la andanada desde la fragata, 5 disparos por salva del 105 mm, el silbido cuando pasaban por arriba cerca, el impacto cada vez más cerca. La tierra que se sacude y tiembla junto con uno. La próxima entra, la próxima entra. No, termina la salva, cambia el azimut la fragata y sacude a otro sector.
    Si las noches de vigilia eran largas, las de mucho frío, interminables, éstas eran eternas. No tuve peor sensación que estar bajo fuego naval. Ya fuese por la incapacidad de respuesta por parte nuestra. (Están ahí y se quedan hasta cuando quieren), ya fuese por la duración de los ataques que eran horas y horas.
    El ataque de los aviones es súbito, violentísimo, pero dura minutos y se acaba. El bombardeo naval era prolongado, espaciado y tremendamente destructor, tanto física como psíquicamente.

    Desde mi punto de vista,lo peor, en estos casos, es no poder capitalizar la experiencia acumulada con una mente preparada para deducir los signos del combate. Tenía instrucción militar gracias a un Oficial de Ejército que fue mi Jefe en el Cdo Rem y Vet, Esteban Rafael, él nos enseñó un montón de cosas mientras nos dió la instrucción militar, junto con un cabo primero enfermero veterinario, Acosta, sobre cuidados en los puestos de guardia, ver como se distingue la luz de un cigarrillo en la noche, situaciones de combate de infantería, no frente al fuego artillero. Me lo encontré después del conflicto y se lo agradecí.
    Son muchas cosas de sentido común y otras de sufrirlas en la práctica, muchas de ellas resurgieron desde la profunda memoria gracias al instinto de supervivencia. De toda experiencia siempre se saca algo bueno, por terrible que pueda parecer en el momento de sufrirla. También en estos casos se dimensiona, lo relativo de las circunstancias vividas y lo importante de saber vivir cada momento.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Especialidad médica y lógica militar

    Mensaje por Pancho Elizalde el Lun Oct 10, 2011 7:52 am

    Noche temprana o tarde oscura en el final del otoño malvinense. Reunidos en la enfermería charlando, enfermos, heridos, médicos y enfermeros. Un momento de relax, charlando de ovejas perdidas, ya que bueyes en las islas, no le hay.

    Entre nosotros, el Negro Edgardo Acosta, tucumano de buena cepa, con ese ritmo tranquilo de los norteños, que tan bien contribuye en momentos de crisis. No confundir ritmo tranquilo con parálisis, no, nada que ver. Manejo seguro, pausado y sobre todo, firme. Fines de los 70, principios de los 80, muchos médicos conocidos se incorporaron a las filas de las FF.AA. para conseguir un ingreso que, de otro modo, no se conseguía fácilmente. El Negro se había incorporado a la Armada con el grado de Teniente de Fragata. En el medio de la charla, le pregunto al Negro:
    - Che, Negro y vos, ¿qué especialidad tenés?
    - Na, no importa.
    - Dale, Negro, decinos
    - Bueno, dice "yo soy médico de la Aviación Naval"
    - Ajá. ¿Entonces?
    - Hice el curso de medicina aeronáutica en la Armada.
    - Todo bien, Negro pero después de la Facultad, ¿hiciste residencia?
    - Siii, hice.
    - Bien, y ¿en qué?
    - Na, no importa.
    - Dale Negro ¿qué sos?
    - Ginecólogo y obstetra.

    Hubo que aguantar el estruendo de las carcajadas de los presentes.

    El Teniente de Fragata Médico Don Edgardo Acosta era el más moderno de guardia en el Hospital Naval de Pto. Belgrano. Le dieron un bolso de equipo y allá fue en el Bahía Buen Suceso a navegar las frías aguas del Atlántico Sur. Un compañero le llevó el coche a la mujer, al día siguiente con la novedad que su marido estaba navegando


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Winchester .22

    Mensaje por Pancho Elizalde el Mar Oct 11, 2011 10:54 pm

    Unos días después de la mala noche del 25 de Mayo, Minorini Lima, viene a visitarme a la enfermería como lo hacía habitualmente. Charlando de bueyes perdidos, empezamos a hablar sobre como había sucedido la herida. Cuando empiezo a describir lo hecho, menciono que había salido con el Winchester. 22 en la mano y que lo había soltado al sentir el impacto.
    -¿Qué tenías en la mano?
    - El Winchester.
    -¿¡El Winchester 22?!!
    - Si, ¿por?
    - Mejor, ni te cuento
    - Contame, Oscar.
    - Un bombazo cayó en el baño del pasillo, encontramos el Winchester pero no sabíamos que había pasado con él. Está partido a la altura de la recámara con el tubo cañón doblado a 90º, el tubo del cargador explotado. Por lo que me contás el rifle te salvó la vida.

    Como primera medida, mientras estábamos en vigilia en el cuarto contiguo a la radio, estaba con esa duda habitual, voy o no voy al baño. Al límite de ir. No fui. Luego empezó el ataque. Zafé de una.

    La pared del tubo cañón de un Winchester 22 es gruesa, muy gruesa, no quise, no quiero, ni querré pensar que hubiera pasado si no llevaba el rifle en la mano. Zafé de otra.

    La esquirla del cañonazo naval inglés me fracturó el tercer metacarpiano de la mano izquierda, la falangeta del dedo mayor de la misma mano, tuve cortes y quemaduras en el dedo anular izquierdo, la mano llena de esquirlas metálicas y de madera. También me fisuró el 2do metacarpiano de la mano derecha, por eso no tenía pinza con esa mano.


    Última edición por Pancho Elizalde el Mar Oct 11, 2011 10:56 pm, editado 1 vez


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    El pozo costero

    Mensaje por Pancho Elizalde el Mar Oct 11, 2011 10:55 pm



    No soy claustrofóbico pero meterme en los pozos durante la noche como un topo compartiendolo con otro compañero, para no perder frío, no es de las situaciones que más me satisfagan.
    La cena muchas veces era un buen jarro de té bien azucarado. Una noche, me toca con un aprendiz de unos 20 años, primer embarque, alto, grandote. Yo, con las dos manos averiadas, entro en primer lugar, como si fuera en un túnel con el fondo del pozo como un respaldo, medio acostados. Mi compañero, a continuación, apretados para pasar como 8 horas en ese pozo. Se movía, me golpeaba la mano, lo advertía, se volvía a mover, me golpeaba nuevamente. Los que me conocen, saben que en mi juventud, no tenía demasiadas pulgas. Aplicando un viejo axioma militar, aprendido durante la colimba ,"lo que no entra por las orejas, entra por los pies", lo pateaba para que se quedara quieto. Cuando estaba casi dormido, todo un logro, aún para mi, lo escucho: "Quiero hacer pis".
    Huelgan comentarios de lo que esa noche fue.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Diego R
    Hermano

    Mensajes : 382
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 44
    Localización : San Justo

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por Diego R el Mar Oct 11, 2011 11:28 pm

    Que buen relato Pancho !, cuantas vivencias que de no ser por tipos como vos desaparecerian en la nada.
    Gracias por compartirlo.
    Saludos.
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Larga noche

    Mensaje por Pancho Elizalde el Jue Oct 13, 2011 6:31 pm

    Otra noche larga, con los ingleses visitandonos a toda orquesta y cañón. Esta vez el pozo era el de la enfermería, ahí estábamos acurrucaditos mientras los cañonazos caían y caían, en los habituales grupos de a 5, sacudiendo cuerpo y alma.
    Al acomodarme, entro en el pozo y para acomodarme, poniendo mi espalda contra la pared del pozo, me apoyo sobre mi mano derecha, siento un crack. Instintivamente, lo miro a Abel y le digo, "algo se quebró" No te preocupes ahora, dejame entrar y después vemos. La fisura de la mano derecha se transformó en fractura y el 2do metacarpiano se soldó, más abajo, el dedo quedó corto, la articulación enorme.
    Esa noche pensé que no salíamos vivos de ese pozo, nunca pensé que se podía desear la muerte a los 26 años debido a la intensidad del fuego naval. "Ahora entra y se termina, entra y se termina.
    No entraron.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Civiles, del otro lado del mostrador

    Mensaje por Pancho Elizalde el Jue Oct 13, 2011 6:32 pm

    Ya había empezado junio, seguíamos en Fox, bombardeados noche por medio por los ingleses, visitas de los Harriers, caminando en algún momento del día entre la gente del Carcarañá, de Ejército, los amigos de compartir una etapa muy intensa de nuestras vidas.
    El mayordomo de la estancia, un canadiense, hablando, nos dijo, "15 años buscando un lugar tranquilo en el mundo, lo encuentro y a los 5 años, miren lo que pasa. Seguiré buscando".

    Compartía su amplia casa con 4 o 5 habitantes de Puerto Argentino, enviados a Fox para que estén más "resguardados". La casa no tenía comunicación ni con el pueblo, ni con radio.
    El sistema telefónico de la isla, era por un sistema telefónico alámbrico. Uno de los "resguardados" no quería aceptar la situación y discutía con los oficiales de Ejército por ese tema.
    Un día, sale de la casa, con una escalera muy decidido coloca la escalera contra un poste y empieza a subir para conectar el teléfono.
    Justo andaba alguien por ahí, esperó a que se subiera y con la pistola tiro 3 o 4 tiros, lejos del inglés pero lo suficientemente cerca como para que el retobao en cuestión bajara de la escalera cual flash y encerróse en la casa por el resto de nuestra estadía. A buen entendedor, pocos tiros...


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Buque hospital

    Mensaje por Pancho Elizalde el Jue Oct 13, 2011 6:34 pm

    Se sabía algo, pero nada confirmado, el rompehielos Almirante Irízar y el ARA Bahía Paraíso, venían a las islas a evacuar heridos. El 4 de junio confirman la llegada del Bahía Paraíso a Fox. Tensa espera, tensísima. Empiezo a juntar mis cosas, para dejar todo lo que les sirviera a los muchachos que se quedaban. La sensación es complicada, difícil, me voy y los dejo. La culpa es feroz, pero muchos decían "así podés avisar a los nuestros que estamos bien", otros preguntaban si podría llamar. Todavía tengo la carpeta con los nombres y los teléfonos de las casas para avisarles a los suyos de los que en las islas se quedaban. Cuchillos, abrigo, linternas, herramientas, Victorinox, se quedaron, el resto de los bagallos en la valija que me habían recuperado en una visita al Carcarañá antes que lo hundieran el 23 de mayo.
    A la noche llega y se fondea en la bahía todo iluminado, por lo menos esa noche las fragatas no atacaban Fox. Se confirma, heridos y civiles serán evacuados al día siguiente.

    Tensa noche pese a la calma bélica reinante, empieza la evacuación. En helicóptero Puma de Ejército nos comienzan a trasladar al Bahía Paraíso. Subo, me siento, no sé si en el piso o en un asiento. Llegamos al buque y nos juntan en el hangar. Ahí nos examinan y clasifican según la gravedad de las lesiones. Me marcan pero no me mandan a ninguna curación.
    Venía tomando el antibiótico, siga con la medicación y lo atenderemos en Bs. As., no vale la pena hacer nada ahora. Las curaciones y cuidados de Abel y su gente habían sido adecuadas.

    De ahí bajamos a la bodega. Enorme bodega, fantásticamente organizada para esa tarea, con calefacción, camas armadas para los heridos en dos y tres pisos, bien ancladas, sobre las bandas, en el centro de bodega, bien iluminada, era una sala hospitalaria completa. Esa bodega tenía fácil acceso al casillaje de popa del buque. Las escaleras tenían tablas adosadas a los mamparos con bisagras para poder utilizar las escaleras normalmente o deslizar las camillas con los heridos sobre las tablas. Me admiró el trabajo realizado. La bodega de proa, era un parte carga y parte un sollado para poder dormir, parte de la tripulación y los civiles evacuados. Había camarotes para heridos en el casillaje de popa, que habitualmente alojaba a las dotaciones antárticas. Si no me equivoco, tres quirófanos se habían armado en ese casillaje y funcionaban continuamente.
    Me había acomodado en una de las cmas del sollado, no lo podía creer. Se podái descansar sin pensar en cañoneos navales, ni ataques aéreos. Había ducha y la posibilidad de usarla tranquilo. Hacía como 30 días que no me bañaba, con una barba espesa que no me cortaba desde el mismo tiempo.
    Me puse una bolsa sobre el vendaje de la mano izquierda, alguien me ayudo a cerrarlo con cinta adhesiva y me pegué la mejor ducha de toda mi vida. toalla limpia, jabón, un hotel 7 estrellas. Era un Paraíso.
    Tirado en la cama, viene el Pelado Robelo:
    Vos tenés camarote, ¿qué hacés ahí?
    Duermo, ¿qué voy a hacer?
    No, al camarote.
    Para ahí fui.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    J T KIRK
    Hermano S2

    Mensajes : 154
    Fecha de inscripción : 20/09/2011
    Edad : 57
    Localización : Va Sta Rita ( C.A.B.A)

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por J T KIRK el Vie Oct 14, 2011 1:11 pm

    Adrián Polo escribió:
    her profesor escribió:
    Adrián Polo escribió:


    Adrian querido , gracias por tu relato

    pregunta: sabes que tan cerca picaron las descargas de los 155 de los buques? tenes precisión de algun tiro que haya pegado demasido cerca para el gusto de los britts?
    abrazo

    Diego

    PROFE
    He invitado a este sitio y ojalá ingrese pronto, a mi querido Jefe Omar. El es el técnico que tiene muy en claro los detalles. Desde mi conocimiento como operario de pieza te cuento que cuando ejecutábamos fuego sobre mar las referencias las daba el radar y sin duda que mas de una vez nos informaron que si no fue la onda expansiva se escaparon FINITO y daba gusto ver como se alejaban las fragatas. Desde nuestros primeros enfrentamientos donde observaron nuestra distancia de tiro cambio su forma de operar y ya no se acercaban como en los primeros días.

    Impagables los relatos de este hilo, los tenía separados para leerlos y meditarlos tranquilo...

    Respecto de los piques cercanos, no se si tenían este texto:



    8th June
    0332 Ship under fire from the shore. (Some of us used to stand on the upper deck to watch the fire fight and other happenings - - then we had some air burst round us with little bits of metal flying about. Being heroes we all took cover very fast.)



    8 de Junio
    0332 Buque bajo fuego de costa. (Algunos de nosotros solíamos quedarnos en cubierta para observar el fuego y otra cosa que pudiera pasar
    entonces se produce unas detonaciones aéreas alrededor de nosotros con pequeños trozos de metal volando. Aunque éramos unos héroes nos pusimos a cubierto muy rápido)

    Está en el sitio de la Yarmouth, donde figura un diario de abordo
    http://www.twogreens.co.uk/navy/FALKLANDS/falklands.html

    "La onda expansiva de un proyectil de 155 mm es de 50 mts frente por 30 mts fondo aprox."
    Si percibieron las esquirlas, los piques deben haber pegado a menos de 30 mts!!!

    Abrazo a la Banda!
    avatar
    J@vier63
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 1746
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 53
    Localización : Buenos Aires

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por J@vier63 el Vie Oct 14, 2011 4:13 pm

    Pancho Elizalde escribió:Otra noche larga, con los ingleses visitandonos a toda orquesta y cañón...Esa noche pensé que no salíamos vivos de ese pozo, nunca pensé que se podía desear la muerte a los 26 años debido a la intensidad del fuego naval. "Ahora entra y se termina, entra y se termina.
    No entraron.

    Miercoles 2/6/82: Nos levantaron a la 1 de la mañana por que venían helicópteros y al rato nos atacaron con morteros, nos tiraron de todo y después de 1 hora, 1 hora y media se tranquilizó todo. "Esta pega y a la mierd@ todo... safé", "Esta pega y a la mierd@ todo... safé". Safé (En realidad fueron mas de 2 horas de cañoneo naval. No fue error de calculo de tiempo, me dormi) A las 8 me desperte en un pozo inundado, c@gado de frío, y mojado hasta los huevoos...

    Pancho Elizalde escribió:...Empiezo a juntar mis cosas, para dejar todo lo que les sirviera a los muchachos que se quedaban. La sensación es complicada, difícil, me voy y los dejo. La culpa es feroz, pero muchos decían "así podés avisar a los nuestros que estamos bien", otros preguntaban si podría llamar...

    Sabado 29/5/82: A 1730 horas aterrizó un avión Twin Otter (T-82) de F.A.A. La tripulación estaba formada por el 1er Teniente Marcelo Uriona, el Teniente Omar Poza y el Cabo Principal Pedro Bazan, para evacuar a los pilotos rescatados y parte del personal de la ARMADA (TF Castro, TF Fernandez Vidal, TC Manzanella), el Conscripto IM Osvaldo Lalo Murais enfermo (hernia inguinal) y los restos mortales del 1er Teniente Volponi, en una caja de municiones y tambien al Cap Diaz?
    PD: Me olvidaba, hoy cumplió años Lalo y se fue en un avión que vino a buscar personal aeronaval. Lalo tiene apendicitis o hernia. Gracias a Dios se pudo ir, de paso va a avisar a nuestras casas, creo que va a su casa. Ojalá!!

    avatar
    Sergio DAlesio
    Administrador

    Mensajes : 1284
    Fecha de inscripción : 31/07/2011
    Edad : 51
    Localización : Temperley

    Mensaje por Sergio DAlesio el Vie Oct 14, 2011 4:18 pm

    Capitán, lo había leído con mi inglés superbásico y algo pesqué pero no entendí lo de las esquirlas. Gracias por traducirlo.

    Un abrazo.

    Confirmá en lo del café con Nicolás si vas.
    avatar
    J@vier63
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 1746
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 53
    Localización : Buenos Aires

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por J@vier63 el Vie Oct 14, 2011 4:21 pm

    Perdon Capitan, se me habia pasado por alto!
    Increible lo que contas!
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Hacia el continente

    Mensaje por Pancho Elizalde el Sáb Oct 15, 2011 8:09 am

    No lo podía creer, después de la ducha, cama, comida caliente, nos tomamos un vino con un Maquinista del Isla de los Estados, que se quedó en el Buen Suceso que se volvía con nosotros. Hasta el Termidor era un lujo. Luz, en el buque hospital había luz por doquier.
    Voy al camarote, era para cuatro. ¡Qué lujo de compañeros, por Dios! Verdaderos hombres. Dos subtenientes de Ejército, Peluffo y Aliaga. El tercero, Teniente de Fuerza Aérea, Lucero, cazador, piloto de Skyhawk.
    Nos presentamos, Lucero y Aliaga en cama, Peluffo, mal herido pero en pié, duro el correntino. Una maravilla de persona y ya van a ver porque.

    Aliaga no parecía muy alto, tenía una herida que le atravesaba la espalda desde la base del cuello hasta el riñon del otro lado, consecuencia de un ataque con morteros a su puesto comando.

    Peluffo tenía una herida en la cabeza porque le habían volado parte del temporal y el parietal, todas las noches le hacìan una curación que implicaba quirófano.
    El tercer compañero de camarote era Lucero, aviador.
    Los tres venían de ser trasladados desde el buque hospital británico Uganda. Los habían tratado y cuidado muy bien.
    Lucero fué derribado durante un ataque sobre la flota en San Carlos, tenía luxada las dos piernas. Empezamos a hablar. Me acuerdo todo lo que me contaba y eso que pasaron
    Le pregunto:
    - ¿Cómo fue?
    - Estaba atacando la flota en San Carlos, el 25 de Mayo, paso entre las fragatas, me responden el fuego y cuando entro a ver el instrumental me doy cuenta que el avión va a estallar. Me eyecto y al eyectarme así como venía se me abren las dos piernas y se me luxan las articulaciones de la cadera.
    - Fragatas, ¿grandes o chicas?, pregunto estúpidamente.
    - Para mí eran todas grandes porque me tiraban hasta con los ojos de buey.
    Sigue el relato:
    - El asiento tiene un sistema para soltarse, pero no accionó y caí al agua con todo ese peso. Estaba tratando de soltarme, medio desesperado, cuando siento un golpe en el casco, en la cabeza. Miro medio para atrás y me encuentro con un soldado inglés parado en una lancha de desembarco con la compuerta baja. Mientras tanto el ataque nuestro, seguía. El inglés me hace señas y yo le hago señas para que cortase con un cuchillo los cinturones de seguridad. Él preguntaba por el arma, hasta que entendí y le mostré la sobaquera donde llevaba mi arma. Me la sacó y recién ahí cortó los cinturones de seguridad. Me levantó como una pluma y me arrastró por la rampa hasta la popa de la lancha. La rampa tiene maderas atravesadas para apoyarse al desembarcar, no sabés lo que me dolió mientras me arrastraba. Todo esto entre medio del fuego de los buques, los aviones, las tropas en tierra. Arriesgando su vida por mi.
    Me llevaron a tierra, y me atendieron en un hospital subterráneo que hicieron en San Carlos. Siempre buen trato y buenos cuidados por ellos. Una noche, nuestros Canberra bombarderon la zona y uno de ellos me dijo "Mucha gente la está pasando muy mal, ahí afuera. Después me trasladaron al Uganda y después de unos días, me trasladaron al Paraíso.

    Ahí estábamos los cuatro reunidos fortuitamente, relatando a los demás, curiosamente curiosos, sobre lo vivido por otros.

    Con el otro que pude hablar más fue con Peluffo, estaba en la 2da línea de la defensa de Darwin. El fuego inglés pone en retirada a la primera línea argentina. Peluffo queda en primera línea en un pozo y con un FAP, deteniendo el avance hasta que al final lo hieren en la cabeza. A la mañana se levantó y me dice: Pancho acompañame a la bodega que vos saber caminar en el barco, asi visito mis milicos. Allá íbamos, él con su turbante quirúrgico y yo con mi mano averiada a visitar a sus milicos heridos.
    En una de esas recorridas, me encuentro con un médico y lo miro, le digo :¿Camba?. Si, me dice, mirándome extrañado. Yo era el cocinero de tropa cuando vos eras el médico de San Jorge en Campo de Mayo. San Jorge era una caballeriza que incluía al Hipódromo de Trote de Hurlingham, dependía del Comando de Remonta y Veterinaria del Ejército. Ambos eramos conscriptos.
    Nos saludamos y cada uno siguió por su camino.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    El regreso

    Mensaje por Pancho Elizalde el Sáb Oct 15, 2011 8:10 am

    Ya era el 6 de junio por la noche, nos encontrábamos frente a Puerto Santa Cruz, nos vienen a buscar los helicópteros. En este caso, un Sea King de Helicópteros Marinos, una compañía privada argentina. Ahí subimos y por ahí, nos llevan. Alguien pregunta si sabíamos algo del Teniente Luna. ¿De quién Luna? Si, les digo está en la costa occidental de Gran Malvina con unos kelpers después que se eyectó. ¿Cómo lo sabés? Hablé con él por radio, les contesté. ¿Cómo? Hablamos por la red de radio de los isleños, una mañana. Una mañana de Mayo, un soldado me viene a buscar porque sonaba algo en una casa y le pareció que podía interesarnos. Fui, era un equipo de Radio (BLU), que no se había sacado. Respondo el llamado y hago que el soldado buscase al Jefe de la Ca. Ahí nos enteramos que Luna, estaba a buen recaudo con los kelpers.
    Si mal no recuerdo, lo fueron a buscar con un helicóptero desde Puerto Argentino.

    Cuando llegamos al aeropuerto de Puerto Santa Cruz, me hicieron hablar con unos oficiales de Fuerza Aérea, y después, embarcamos en un Fokker F-28 de la Armada, una fila de asientos, el resto libre. Ahí me fui con la muchachada al fondo, amontonados como bosta de cojudo, decían en la colimba. Aparece el Pelado Robelo, con su clásica pregunta ¿Qué hacés ahí?. Todavía no tenía ni la confianza, ni el ánimo para dar la respuesta que habitualmente doy en estos casos y que corta rápidamente el interrogatorio. Ellas son: cagadas o boludeces. Son casi mágicas. El Pelado insistió, Estás herido, tenés asiento. Estoy fenómeno acá. Asiento. Ahí fui, la verdad es que en la cola del avión estaban todos los divertidos, igual que en las aulas.

    Eran como la 0100/0200 y despegamos rumbo a Ezeiza, previa escalas en Trelew y Bahía Blanca. Así fue como la mañana del 7 de junio de 1982 lleamos a la Base Aeronaval Ezeiza, ¿alguien conocía de su existencia? Pues ahí está, cerca de donde está la garita antes de entrar en el último tramo de camino al Aeropuerto Internacional.
    Desembarcamos, tomamos nuestros petates y nos juntaron en un salón para aleccionrlos sobre que podiamos decir y que no era conveniente obviar.
    Miro, y ahí lo veo a un Oficial que había sido Comandante del Aviso Somellera, cuando la regata Buenos Aires - Río de 1977 y que me habían llevado como representante del Club Organizador. Ahí empecé con la radio que me llevó luego a la ENN.
    "Buen día, Señor"
    Me mira con cara extrañada.
    Elizalde, Regata a Río, Somellera, su representante del club organizador"
    ¿Qué hace por acá?
    Vengo de las Islas, del Carcarañá.
    Uh, suerte, me alegro de verlo.

    Nos meten arriba de un micro, cuyo destino era, Retiro y Constitución. Salimos a la Riccheri, y uno de los salvajes, que no era unitario, gritó: Mujeres!.
    Era cierto hacía casi 45 días que solo veíamos hombres, no lo podíamos creer estábamos en Buenos Aires, conseguimos que el micro parara en Puente Saavedra. Ahí me bajé, sin plata, vestido de verde, con barba de casi 40 días, 15 kilos menos, con una valija desvencijada en una mano y la otra enrollada en un vendaje cubierto por una bufanda azul.

    Paro un taxi, le doy el destino, le cuento, no lo podía creer el taxista, le dije que me esperara que buscaba plata para pagarle.
    Justo baja un amigo, Marcelo Lamas, lo encaro:
    -Marcelo, prestame guita para pagar el taxi que no tengo.
    -Ehh, ¿qué pasa venís de la guerra?
    - Si, boludo, vengo de la guerra, ¿tenés o no tenés?
    -Tomá. Me dió lo necesario, le agradecí, le dije después bajo a tu casa y te la devuelvo.
    Él se fue a trabajar y yo a la casa de mis viejos.
    Toqué el timbre.
    ¿Quién es?
    Pancho

    -Volviste.

    Si, había vuelto.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    El tratamiento

    Mensaje por Pancho Elizalde el Sáb Oct 15, 2011 9:46 pm

    Una vez llegado a casa, el recibimiento de mis padres, me ven con la mano vendada y les cuento. Tengo que ir al médico. "Llamalo al Capitan Radivoj, (Gerente de Operaciones de ELMA)
    Los viejos sabían que estabamos volviendo porque les habían avisado a través de un amigo que estaba en Puerto Argentino.
    Lo llamé a Radivoj, me preguntó como estaba y le dije que un poco averiado en una mano, le conté brevemente. "Vaya al Sanatorio, pregunte por el Dr. Cervio, el director que lo va a estar esperando".
    Allá fuimos con la Vieja hacia el Sanatorio de ELMA, en la calle Gral Urquiza entre Independencia y Estados Unidos. Pregunté por el Dr. Cervio y ahí estaba esperándome. Charlamos, me lleva a traumatología con los Dres. Moya y Texier. Ahí nomás, deciden llevarme a quirófano para hacer una toilette quirúrgica.
    Alfredo Texier me anestesió con una peridural y empezamos a hablar con Moya y con Alfredo, mientras me limpiaban las heridas.
    Ahí aflojé, lo que no había aflojado en todos los días que había estado ahí. Todavía se me llenan los ojos de lágrimas mientras lo recuerdo y lo escribo. Lloré y lloré con toda la angustia de lo que había pasado mientras Moya me contenía y Texier actuaba sobre mi mano. Me querían dejar internado, me negué firmemente, lo último que quería era dormir fuera de casa. Lo entendieron.

    Regresé a casa y me metí en la cama, descansé entre sábanas limpias, en pijama, en mi hogar. Una sensación deseada, necesaria.
    Marcelo Lamas vino por por la noche, a pedir disculpas porque no sabía que realmente volvía de las Islas.
    Empezaba otra parte de la historia.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    El regreso es poco a poco

    Mensaje por Pancho Elizalde el Sáb Oct 15, 2011 9:49 pm


    Se vuelve poco a poco, el recuerdo de la guerra, como Dios es omnipresente. Te marca, te marca en una forma invisible para muchos y clara para otros, solo hay que conocer los signos. Hay momentos de expansión, otros de profunda angustia. Otros de creer que se salió con éxito, otras de haber fracasado terriblemente. En otros un deseo de resolver bien, lo que se hizo mal, de tener una máquina del tiempo para que el resultado fuese otro, para tratar de comprender el porque de una reacción y no otra.
    ¿Cómo se hace? ¿Se duerme?¿Se habla?¿Quién entiende de los qué no vivieron una guerra, lo que uno siente? Debe haber gente así, que comprenda, que ayude a salir de eso.
    Siempre está el inefable tiempo que todo lo soluciona, mal o bien, ¿qué es mal o bien en este caso?, ¿Es esperar qué se pase, si no se piensa, si no se habla, no se soluciona. A veces se puede hablar, muchas veces no. Hay recuerdos que se reviven a diario, otros que es muy difícil que aparezcan. Es una lucha interior, fuerte, intensa, difícil. Difícil de explicar.

    Mientra escribo y mientras pienso en los recuerdos, me doy cuenta que esta parte de la supuesta posguerra, es en realidad una continuidad de ella. La guerra no termina cuando salís del campo de batalla y las acciones terminaron. La guerra sigue, sigue con uno, sigue en los demás que no pueden entender porque cambiaste o que es lo que a uno le pasa, pero en la guerra para poder sobrevivir, internalizás conductas que actúan a nivel medular, casi en forma instintiva y por eso continuás actuando a ese nivel.
    Me ha pasado de estar caminando, vestido de traje y con portafolio, yendo al puerto desde Retiro y al sentir el paso de un avión civil de origen inglés, el viejo BAC OneEleven, con turbinas similares a las del Harrier, agazaparme y buscar cubierta apenas lo escuchaba. ¿Cómo lo explicás? ¿Cómo se transmite lo que se siente en ese momento?
    No nos dejaron hacerlo, no nos dieron ninguna ayuda para sobrellevarlo, nos dispersaron, la guerra seguía, y probablemente sigue, en el interior de cada VGM. No teníamos la contención del grupo de pertenencia a esa situación, porque los que están con nosotros y no estuvieron en combate, no saben realmente lo que se siente y vive. Algunos tuvieron suerte y la familia y los amigos les dieron una contención cercana a la necesaria, otros no, y solos, rodeados por el enemigo y sin las características de una "tropa especial infiltrada" en la sociedad, quizás no pudieron superar la nueva experiencia de vivir como antes de y podría ser motivo de terminar con su vida. Lo hablo de los sentimientos y experiencias personales. A lo mejor hay alguno que comparta esta explicación a algo tan doloroso como el suicidio.

    No nos sentimos derrotados, porque sobrevivimos y vimos los que se hacía bien y lo que se hacía mal, pero no lo podíamos transmitir y si lo hacíamos no creían lo que contábamos. Otros se regodearon en ver solamente lo malo de la guerra, exacerbándolo. No es que en la guerra haya cosas buenas, no las hay. Si, existieron buenos momentos, en su total y completa relatividad del entorno y la circunstancia, que nos permitían llevar juntos los pésimos momentos que se sucedían. Eran un oasis, rodeados de malos momentos cotidianos, pero si no pudimos elaborar correctamente lo sucedido, lo sufrido y lo aprendido nos quedamos en lo malo, que es mucho más fácil de percibir.

    Tanto o más doloroso que la guerra en si misma fue la posguerra, donde no podíamos decir que eramos excombatientes fuera de ciertos ámbitos de confianza o amistad, eras un loquito perdido que se podía descompensar en cualquier momento, o un pobre chico de la guerra, víctima de unos malvados hombres que, por ser militares de carrera, eran todos malos. Ni una cosa, ni la otra.

    Me fue mejor que a otros, gracias a mi familia, mi novia y esposa, en especial y mis amigos, pero todavía quedan heridas, 27 años después y no son las del cuerpo, las que más duelen.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)
    avatar
    J@vier63
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 1746
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 53
    Localización : Buenos Aires

    Mensaje por J@vier63 el Dom Oct 16, 2011 12:07 am

    Pancho querido: como te habras dado cuenta (y los demas tambien) he ido mechando relatos, para mostrar como se cruzan historias a pesar de las distancias y el desconocimiento de uno con el otro (recien nos conocimos alla por Junio de 2011).
    Sigo mechando:
    Pancho Elizalde escribió:...Aplicando un viejo axioma militar, aprendido durante la colimba ,"lo que no entra por las orejas, entra por los pies", lo pateaba para que se quedara quieto. Cuando estaba casi dormido, todo un logro, aún para mi, lo escucho: "Quiero hacer pis".
    Huelgan comentarios de lo que esa noche fue.

    No puedo precisar la fecha, pero si que fue antes del 15/5/82... noche cerrada como pocas a pesar de que estaba bastante despejado por momentos, llega el turno de mi guardia (dormiamos en los pozos, asi que me despierta uno de los que estaba de guardia en ese momento y el cambio fue rapido) Como a la media hora el soldado Albornoz (Tucumano), roncaba... y como roncaba, era una motosierra con la cadena medio trabada. Un par de sacudones hizo que dejara de roncar... momentaneamente... y arrancó otra vez. Creo que lo sacudimos 2 o 3 veces mas, con los mismos resultados, hasta que en un momento dado, nos empezó a preocupar el tema de que se oyera mas alla del pozo, lo cual significaba que podia delatar nuestra posicion (lo cual habla bien de nosotros, que a pesar de todo, tuvimos en cuenta ese detalle, lastima que no les hacia falta escucharnos, por que nos veian desde lejos, pero eso es otra historia). Como termina la cosa?: patada a las costillas o alguna parte de su cuerpo, por lo que se despierta sobresaltado preguntado que pasa, el soldado Cantos (Santiagueño) le dice: eeeeh tucumano, deja de roncar (con el tipico acento que tienen los santiagueños), el soldado Alvez de Olivera (Misionero) le dijo algo inentendible salvo el final (y solo una parte) pero suficientemente convincente: "puñaladas", a loq ue Albornoz dice: pero si yo no ronco, si roncas hermano (le digo) y se escucha a varios kilometros asi que si no queres que te meta 2 tiros dejá de roncar...(No se si por que cambio de posicion o por que nuestra invitacion a que deje de hacerlo hizo efecto, pero se durmió y no roncó mas.

    Pancho Elizalde escribió:...embarcamos en un Fokker F-28 de la Armada, una fila de asientos, el resto libre. Ahí me fui con la muchachada al fondo, amontonados como bosta de cojudo, decían en la colimba.
    Miércoles 14/7/82:.... A las 12 y 20 fuimos a almorzar pero 12 y 30 antes de morfar nos fuimos de raje por que embarcábamos en 1 avión (Un F28), que despegó a la 1 (en el viaje comimos sanguches de miga, me habia olvidado que eran tan ricos)

    Pancho Elizalde escribió:Paro un taxi, le doy el destino, le cuento, no lo podía creer el taxista, le dije que me esperara que buscaba plata para pagarle.

    Miércoles 14/7/82:...Como a las 11 de la noche me cambié para salir, me corté le pelo (pero con la gorra puesta no todo) y a las 11 me fui, en la salida, no nos querían dejar salir (..."soldado vaya a cortarse el pelo inmediatamente, carrera mar...."), mi viejo me hacia señas desde un taxi en la puerta, hice saludo uno y me "tire" arriba del taxi que salio arando como en las películas. A la cuadra de estar viajando se produce el siguiente dialogo (palabra mas, palabra menos)
    Mi viejo: Cuanto salía el viaje a Pompeya? (en esa época vivía con mis viejos)
    Taxista: y....como 50.000 pesos (por dar un monto de esa época)
    Mi viejo: ah no, es mucho, vamos a la estación de tren - Yo ya había empezado a casi dormirme, pero seguía escuchando-.
    Taxista: Está muy cansado el pibe, mucha instrucción?
    Mi viejo: No, recién llega de Malvinas.
    Taxista: Vamos a Pompeya maestro
    Mi viejo: Pero no tengo plata para pagar
    Taxista: (apaga el reloj y dice) No importa.

    Pancho Elizalde escribió:...
    Ahí aflojé, lo que no había aflojado en todos los días que había estado ahí. Todavía se me llenan los ojos de lágrimas mientras lo recuerdo y lo escribo. Lloré y lloré con toda la angustia de lo que había pasado mientras Moya me contenía y Texier actuaba sobre mi mano...

    Que bueno, para mi todavia es una cuenta pendiente.

    Pancho Elizalde escribió:
    Se vuelve poco a poco, el recuerdo de la guerra, como Dios es omnipresente. Te marca, te marca en una forma invisible para muchos y clara para otros, solo hay que conocer los signos. Hay momentos de expansión, otros de profunda angustia. Otros de creer que se salió con éxito, otras de haber fracasado terriblemente. En otros un deseo de resolver bien, lo que se hizo mal, de tener una máquina del tiempo para que el resultado fuese otro, para tratar de comprender el porque de una reacción y no otra.

    Como si me estuvieras leyendo la mente

    Pancho Elizalde escribió:
    Mientra escribo y mientras pienso en los recuerdos, me doy cuenta que esta parte de la supuesta posguerra, es en realidad una continuidad de ella. La guerra no termina cuando salís del campo de batalla y las acciones terminaron. La guerra sigue, sigue con uno, sigue en los demás que no pueden entender porque cambiaste o que es lo que a uno le pasa, pero en la guerra para poder sobrevivir, internalizás conductas que actúan a nivel medular, casi en forma instintiva y por eso continuás actuando a ese nivel.
    Me ha pasado de estar caminando, vestido de traje y con portafolio, yendo al puerto desde Retiro y al sentir el paso de un avión civil de origen inglés, el viejo BAC OneEleven, con turbinas similares a las del Harrier, agazaparme y buscar cubierta apenas lo escuchaba. ¿Cómo lo explicás? ¿Cómo se transmite lo que se siente en ese momento?

    Estando de vacaciones en la playa de Quequen (Necochea) aun bajo bandera (Febrero del 82... ah si perdon, hice 8 meses mas de colimba despues de Malvinas), mientras charlaba muy amenamente con un primo, un par de conocidos de las vacaciones y algunas chicas, comienza a transformarseme la cara, cambia mi posicion erguida por una mas agazapada (segun me cuenta mi primo despues), y de repente me clavo de cabeza en el piso ante la mirada atónita de los que me rodeaban y de los que estaban cerca del lugar, milésimas de segundo despues pasaron 2 Mirage volando bastante bajito, una vez que los perdi de vista me levanté y segui charlando como si nada hubiera pasado (para mi no pasó nada de los que me rodeaban solo quedó mi primo)

    Pancho Elizalde escribió:
    No nos dejaron hacerlo, no nos dieron ninguna ayuda para sobrellevarlo, nos dispersaron, la guerra seguía, y probablemente sigue, en el interior de cada VGM. No teníamos la contención del grupo de pertenencia a esa situación, porque los que están con nosotros y no estuvieron en combate, no saben realmente lo que se siente y vive. Algunos tuvieron suerte y la familia y los amigos les dieron una contención cercana a la necesaria, otros no, y solos, rodeados por el enemigo y sin las características de una "tropa especial infiltrada" en la sociedad, quizás no pudieron superar la nueva experiencia de vivir como antes de y podría ser motivo de terminar con su vida. Lo hablo de los sentimientos y experiencias personales. A lo mejor hay alguno que comparta esta explicación a algo tan doloroso como el suicidio.
    Lo del suicidio no lo comparto, de hecho lo rechazo en demasia, pero, entiendo que no todos somos iguales

    Pancho Elizalde escribió:...No es que en la guerra haya cosas buenas, no las hay. Si, existieron buenos momentos, en su total y completa relatividad del entorno y la circunstancia, que nos permitían llevar juntos los pésimos momentos que se sucedían. Eran un oasis, rodeados de malos momentos cotidianos, pero si no pudimos elaborar correctamente lo sucedido, lo sufrido y lo aprendido nos quedamos en lo malo, que es mucho más fácil de percibir.
    Es verdad, pero, de toda mala experiencia lo importante es sacar lo positivo, para no quedar anclado en el puerto equivocado.

    Pancho Elizalde escribió:
    Tanto o más doloroso que la guerra en si misma fue la posguerra, donde no podíamos decir que eramos excombatientes fuera de ciertos ámbitos de confianza o amistad, eras un loquito perdido que se podía descompensar en cualquier momento, o un pobre chico de la guerra, víctima de unos malvados hombres que, por ser militares de carrera, eran todos malos. Ni una cosa, ni la otra.
    Ya lo creo, en un momento tuve mas solicitudes de trabajo presentadas que las ordenes de captura para Astiz, al final entré a laburar mintiendo (no dije que era Ex Combatiente)

    Pancho Elizalde escribió:Me fue mejor que a otros, gracias a mi familia, mi novia y esposa, en especial y mis amigos, pero todavía quedan heridas, 27 años después y no son las del cuerpo, las que más duelen.
    A la misma gente le debo mucho de mi recuperacion (aunque no se note, yo se que uds nos aprecian a los VG y nos perdonan ciertas cosas, espero que sigan disimulando). Las heridas del alma, son las que mas tardan en curarse, lo bueno, es que hay gente que tiene una postura distinta y nos ha hecho volver a sentir orgullo de ser Ex Combatientes de Malvinas, esa gente a la que me refiero, es la que veo todos los dias aca en este foro y a los que veo 1 vez por mes en las reuniones, esa gente de la que estoy orgulloso de haber conocido es la que nos ha devuelto la dignidad.
    avatar
    njl56
    Moderador

    Mensajes : 654
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 60
    Localización : san isidro

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por njl56 el Dom Oct 16, 2011 11:30 am

    como carajo se hace aca para aplaudir?????????????????????
    yo quiero aplaudir despues de lo que he leido???????
    como joraca se hace????

    PANCHO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    sos un CAPO!!!!!!!

    me cuesta escribir porque me estan transpirando los ojos, viste?
    que barbaro!!!!!!!!!!!

    vos tenes idea verdad con quien has copartido el viaje????
    una pregunta: te cruzaste con las instrumentadoras en el irizar? una de ellas es vecina, aca a 3 cuadras...

    Pancho: que bien lo contas ademas... como se hace para aplaudir?????
    administradoooooooooorrrrrr!!!!!!!!


    _________________
    La Patria será mejor cuando nada sea para mi, y todo sea para todos
    avatar
    Pancho Elizalde
    Moderador Hermano VGM
    Moderador Hermano VGM

    Mensajes : 313
    Fecha de inscripción : 19/09/2011
    Edad : 61
    Localización : Vicente López

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por Pancho Elizalde el Dom Oct 16, 2011 5:26 pm

    njl56 escribió:como carajo se hace aca para aplaudir?????????????????????
    yo quiero aplaudir despues de lo que he leido???????
    como joraca se hace????

    PANCHO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    sos un CAPO!!!!!!!

    me cuesta escribir porque me estan transpirando los ojos, viste?
    que barbaro!!!!!!!!!!!

    vos tenes idea verdad con quien has copartido el viaje????
    una pregunta: te cruzaste con las instrumentadoras en el irizar? una de ellas es vecina, aca a 3 cuadras...

    Pancho: que bien lo contas ademas... como se hace para aplaudir?????
    administradoooooooooorrrrrr!!!!!!!!


    Se ponen los dedos sobre el teclado y dejás que el corazón dicte todo lo mejor que el melón elaboró durante muchos años. Materializás lo largamente rumiado, soltás lo que tenés adentro y te das cuenta que, si sentís que realmente te están escuchando, un alivio inmenso al compartir lo vivido.
    Gracias, yo los aplaudo a cada uno de Uds. los pacientes que nos bancan todos los días por acá, Sergio y Diego excelente lo de Uds con esta iniciativa porque siento un ámbito de libertad que permite una vida mejor.
    Norberto,gracias a vos, que tenés el culo inquieto con este tema y nos motivás todos los días.
    Federico este foro es una evolución necesaria para algunos de nosotros, gracias por hacer el encendido, aunque la contraexplosión la hagan otros.
    Gracias a todos los que, con ansias, me reuno una vez por mes, ya que me permite conocer distintas piezas del rompecabezas de esta Guerra y sobre todo gracias por darnos un marco que no teníamos y nos sana.
    Abrazo fuerte, es lo menos que se merecen.


    _________________
    Pancho

    Errar es humano, insistir es estúpido




    ("Quien hace no sabe, quien sabe no puede y quien puede no quiere y así va el mundo."

    Leonardo Da Vinci)

    Contenido patrocinado

    Re: Llegó la Hora de la Guerra.

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Oct 20, 2017 1:10 pm